Search


Advanced Search
Nenad Bach - Editor in Chief

Sponsored Ads
 »  Home  »  Human Rights  »  Carmen Verlichak Croatian-Argentinean writer published a monograph El Cardenal Stepinac in Buenos Aires 2013
 »  Home  »  People  »  Carmen Verlichak Croatian-Argentinean writer published a monograph El Cardenal Stepinac in Buenos Aires 2013
 »  Home  »  In Memoriam  »  Carmen Verlichak Croatian-Argentinean writer published a monograph El Cardenal Stepinac in Buenos Aires 2013
 »  Home  »  History  »  Carmen Verlichak Croatian-Argentinean writer published a monograph El Cardenal Stepinac in Buenos Aires 2013
 »  Home  »  Events  »  Carmen Verlichak Croatian-Argentinean writer published a monograph El Cardenal Stepinac in Buenos Aires 2013
 »  Home  »  Education  »  Carmen Verlichak Croatian-Argentinean writer published a monograph El Cardenal Stepinac in Buenos Aires 2013
 »  Home  »  Religion  »  Carmen Verlichak Croatian-Argentinean writer published a monograph El Cardenal Stepinac in Buenos Aires 2013
Carmen Verlichak Croatian-Argentinean writer published a monograph El Cardenal Stepinac in Buenos Aires 2013
By Darko ®ubriniæ | Published  07/28/2013 | Human Rights , People , In Memoriam , History , Events , Education , Religion | Unrated
In 1998 Cardinal Alojzije Stepinac was beatified by Pope John Paul II


Carmen Verlichak with her monograph El Cardenal Stepinac


 
In 2013 Carmen Verlichak, Croatian-Argentiean writer living in Buenos Aires, wrote a monograph about Blessed Cardinal dr. Alojzije Stepinac 1898-1960, entitled El Cardenal Stepinac. It has been published by the Krivodol Press in Argentinean's capital. This is the first monograph in Castellano about this important historical and religious figure published in South America. A part of the book is based on an interview with Mons. Dr. Juraj Batelja in Zagreb. Mrs. Verlichak visited on several occasions the town of Kra¹iæ, where Dr. Stepinac spent the last years of his lif in custody. In 1998 Cardinal Alojzije Stepinac was beatified by Pope John Paul II in Marija Bistrica, during his second Apostolic visit to Croatia.



Blessed Alojzije Stepinac with his relatives in Kra¹iæ

Monument in honour of Blessed Dr. Alojzije Stepinac in front of the parish churchi n Kra¹iæ

 
Martes 18 Jun 2013

Un libro recupera a “la personalidad más luminosa entre los croatas”

Buenos Aires (AICA):

La escritora Carmen Verlichak reseña la vida y obra del beato cardenal Aloísio Stepinac, arzobispo de Zagreb entre 1937 y 1960 y presidente de la Conferencia Episcopal de Croacia, quien fue catalogado por Juan Pablo II como “la personalidad más luminosa entre los croatas”.

En el libro El cardenal Stepinac, el coraje de la fidelidad, Verlichak detalla las denuncias de los crímenes cometidos durante quince años por el régimen del mariscal Tito, y los padecimiento que debió afrontar al ser enjuiciado y condenado.

“El cardenal vivió las tormentas que asolaron a Europa, la primera guerra mundial, las dictaduras, el nazismo durante la segunda guerra y finalmente el comunismo –dice la autora-. Toda su vida, desde el nacimiento hasta la muerte fue de excepción. Lo fue también su madre, que ayunó durante 50 años para que Stepinac cumpliera la voluntad de Dios con toda dignidad; fueron excepcionales sus virtudes: el coraje y la fidelidad que destaca el título de este libro son solamente algunas de ellas”.

La obra de Verlichak es el primer libro en español sobre el que fuera en su momento el obispo más joven del mundo y recoge testimonios de familiares y personas que lo han conocido. La obra, editada por Krivodol Press, puede ubicarse escribiendo a krivodolpress@gmail.com.+

Source www.carmenverlichak.com.ar



The memory book in the Museum of Blessed Alojzije Stepinac in Kra¹iæ




 
11 febrero, 2013

A 53 años de la muerte del Cardenal Stepinac, por Carmen Verlichak

Ya había caído mucha nieve y el valle estaba blanco para el día de la celebración; la fuente cerca de la casa parroquial estaba duramente congelada.

A Krasic, (Stepinac nació a metros de allí) y murió en la casa parroquial durante el largo confinamiento a que fue sometido – a Krasic, repito, llegaron a pie peregrinos desde Zagreb, que son 40 kilometros y desde otros lugares.

Era una multitud. La iglesia estaba repleta y más un millar de personas quedaron afuera escuchando la misa que duró una hora y cuarenta minutos y que concelebró el postulador de la causa para la beatificación de Stepinac, Monseñor Batelja, junto a una decena de sacerdotes.
En pleno bajo cero y sin refugio, nadie se inmutó cuando comenzó a nevar otra vez.

Al terminar la ceremonia muchos entraron por fin a la iglesia y siguieron rezando al menos por una hora.  Fue una impresionante demostración de fe. Y de la fuerza que dejó entre los croatas este hombre que ahora es beato y que fue mártir de la defensa de la unidad de la Iglesia Católica y de la defensa de toda vida humana.

Mons Batelja dijo en su homilía que el Cardenal Stepinac estaba sido uno los mejores oradores canónicos de toda Europa ya que sus sermones y sus mensajes son imborrables y de entera actualidad.

Mons.  Batelja también saludó a quienes desde la diáspora reverenciaban ese día.

Dos canales de TV filmaron la ceremonia, uno en vivo.
Antes de la misa habíamos visitado lo que fuera la casa parroquial y la habitación donde tan dolorosamente murió el arzobispo Stepinac, después de haber estado constantemente agobiado por la celosa guardia comunista que no lo dejó ni a sol ni a sombra.

El Cardenal Stepinac había estado prisionero en Krasic durante ocho años, dos meses y cinco días.
                                               
Es redundante que lo diga, pero en Croacia, el aniversario de Stepinac es algo enorme.

Escribe la Lic. Carmen Verlichak, desde Croacia

Source www.croaciastotales.com



Carmen Verlichak in Kra¹iæ with her friends from Zagreb.

Carmen Verlichak and the dolls dressed in typical Kra¹iæ costumes.


 
Buenos Aires (AICA): El papa Francisco anunció el 10 de febrero de este año que a fin de 2014 el beato Aloysius Stepinac será proclamado santo. En ese día de febrero, los croatas del mundo conmemoran la muerte de su cardenal mártir, a quien consideran brújula y representante de la identidad católica croata. El anuncio, que alegró a muchos, disgustó a la jerarquía ortodoxa serbia. El libro de la escritora y periodista Carmen Verlichak “El cardenal Stepinac, el coraje de la fidelidad”, el primero escrito en castellano sobre el cardenal, echa luz sobre cómo salvó vidas y fustigó a quienes cometían crímenes contra cualquier ser humano, en cualquier régimen político y en los totalitarismos nazi y comunista que dominaron su país. Los santos Juan XXIII y Juan Pablo II exaltaron su fidelidad en el sufrimiento. La autora trata esta cuestión de una manera precisa y, a la vez, amena.



El papa Francisco anunció el 10 de febrero de este año que a fin de 2014 el beato Aloysius Stepinac será proclamado santo.

En ese día de febrero, los croatas del mundo conmemoran con todo fervor la muerte de su cardenal mártir, a quien consideran brújula y representante de la identidad católica croata. El esperado anuncio, que alegró a muchos, disgustó a la jerarquía ortodoxa serbia. Así, recientemente, en ocasión de la Pascua, el patriarca Irenej dijo: “Esto echa sombra sobre la Iglesia aunque –puntualizó- no dañará nuestras relaciones con el Vaticano".

Esta reacción se vincula a alguna versión –repetida sin identificar ni precisar lo que se dice- que habla del supuesto colaboracionismo de Stepinac con la persecución de minorías durante la II Guerra mundial. La especie resulta perversa precisamente porque Stepinac en su misión como arzobispo de Zagreb salvó muchas vidas, además de fustigar con toda energía a quienes cometían crímenes contra cualquier ser humano. El libro de la escritora y periodista Carmen Verlichak “El cardenal Stepinac, el coraje de la fidelidad”, el primero escrito en castellano sobre el cardenal, echa luz sobre esta cuestión de una manera precisa y, a la vez, amena.

Verlichak expone cómo desde 1936 Stepinac recibió y ayudó a judíos de varios países que buscaron refugio en Croacia y cómo fundó en 1938 la Acción para ayudar a los refugiados. Esta acción funcionó con eficacia hasta 1941 cuando los nazis llegaron a Zagreb y el arzobispo hizo quemar los archivos con la documentación de todas las personas refugiadas que habían sido ayudadas, para evitar la persecución, de lo cual dio testimonio el luego cardenal Franjo Seper, que era entonces secretario de Stepinac.

La autora cita otros casos: entre ellos, cómo acogió en un edificio del arzobispado a los integrantes del hogar de ancianos judíos de Zagreb, que debían evacuarlo por orden de las autoridades alemanas. Y glosa el sermón del 31 de octubre de 1943 que estremeció las conciencias. Decía que “la Iglesia siempre proclamó que no hay una raza superior y otra inferior. La Iglesia Católica sólo conoce a razas y pueblos como criaturas de Dios, y a quien más aprecia es a aquel que tiene un buen corazón y no el puño más fuerte. El sistema de fusilar a cientos de rehenes sin juicio alguno, por crímenes no comprobados, es un sistema pagano que nunca trajo buenos frutos“.

La valentía tanto de los sermones como de las acciones del cardenal fueron la causa de su largo cautiverio y muerte, luego bajo el comunismo; sobre esto la Iglesia se ha expedido hace tiempo. Stepinac fue proclamado mártir en 1993 a causa de los sufrimientos padecidos a manos de Josip Broz Tito y los comunistas. Ya en los primeros meses de la imposición del régimen comunista en 1945, mataron a dos obispos y hubo 400 hombres y mujeres de la Iglesia, sacerdotes y religiosas que habían sido muertos y estaban desaparecidos.

En el prólogo del libro, el postulador de la causa, monseñor Juraj Batelja, recuerda que San Juan Pablo II llamó a Stepinac el personaje más luminoso de la Iglesia croata y dice que “la escritora Carmen Vrljicak en su noble búsqueda a la verdad encontró inspiración en la vida y en la inquebrantable fe del mártir Stepinac y así lo consignó“.

Stepinac fue nombrado arzobispo coadjutor en 1934, cuando tenía sólo 36 años y fue entonces el obispo más joven del mundo. Tras un largo padecimiento, años de cárcel y de difamación, murió el 10 de febrero de 1960. San Juan XXIII, al disponer un rito fúnebre en la basílica de San Pedro, señaló que “la larga tribulación de quince años de destierro en su propia patria y la dignidad serena y confiada de su continuo sufrimiento le han granjeado la admiración y la veneración universal“.

El libro se puede adquirir escribiendo al correo electrónico: krivodolpress@gmail.com. +(Jorge Rouillon)


Formated for CROWN by Darko ®ubriniæ
Distributed by www.Croatia.org . This message is intended for Croatian Associations/Institutions and their Friends in Croatia and in the World. The opinions/articles expressed on this list do not reflect personal opinions of the moderator. If the reader of this message is not the intended recipient, please delete or destroy all copies of this communication and please, let us know!


How would you rate the quality of this article?

Verification:
Enter the security code shown below:
imgRegenerate Image


Add comment
Article Options
Croatian Constellation



Popular Articles
  1. (E) 100 Years Old Hotel Therapia reopens in Crikvenica
  2. Dr. Andrija Puharich: parapsychologist, medical researcher, and inventor
  3. Europe 2007: Zagreb the Continent's new star
  4. Violi Calvert: Nenad Bach in China to be interviewed by China Radio International
  5. Potres u Zagrebu - Earthquake in Zagreb, Croatia 28 listopad 2006 u 16:15 3.7 on a Richter
No popular articles found.